Blog Guarnicioneria Curtisur®

Pieles y Curtidos desde 1988

Categoría: Accesorios

Guarnición de Carro y Accesorios

Desde la antigüedad, el mulo y los carros han sido el medio de trabajo y de transporte de nuestros antepasados. Estos lo usaban para labrar la tierra como transporte y para molinos. En Curtisur estamos especializados en hebillajes y materias primas para la guarnición de carro y accesorios, conocido como “carro de varas”. Para que todo esto sea posible hay asociados unos elementos que hacen que nuestro animal pueda tirar sufriendo lo menos posible en todo momento y trabaje de una forma mucho más cómoda.

¿Qué es la Guarnición de Carro y Accesorios?

Empezaremos hablando un poco de ellas por partes, como por ejemplo de las riendas, que serían los diferentes ramales que dirigen y gobiernan al animal.

Las jáquima o brion:

Serreta

Es la cabezada que lleva el animal en la cabeza, estas llevan unas anteojeras para que no pueda ver hacia atrás y no se asuste, normalmente se les adjunta una serreta (1)  y un perrillo (2) independientes.

Collera

 

Otro componente indispensable es la collera (3), puesto que es con ella con la que el animal tira de nuestro carro. Se debe ajustar al máximo para que el animal trabaje lo mejor posible.

Esta lleva un horcate (4)  de hierro o de madera (5)  en el cual van unos pasarriendas y unos francaletes usando una hebilla de francalete (6)  que son los encargados de unir los tiros al horcate. A este conjunto también se le pone una entremanta (7) que ajusta aún más la collera y sirve también como protector al cuello del animal.

guarnicion de carro entremanta

Entremanta

Sillín de carro

Sillín de carro (8) es una pieza que solo lleva el mulo de las varas, es una armadura de madera  que descansa sobre el lomo del animal, dejando una ranura para que pase la zufra que es la encargada de mantener el equilibrio del carro. La zufra lleva dos hebillas en las puntas para su ajuste, hebilla de zufra (9)

Para vestir correctamente el sillón de carro necesitaremos como hebillaje las anillas del sillón de carro (10), las hebillas de sillón de carro (11) para la baticola.

guarnicion de carro sillin de carro

Sillín de carro

El sillín de carro también lleva un cinchuelo, que es el encargado de sujetarlo al cuerpo del animal.

guarnicion de carro triangulo retranca

Triángulo de retranca

Otra pieza fundamental de la guarnición de carro es la retranca, que va unida al sillín mediante una punta de cuero a su hebilla, lleva dos cejaderos que abrochan a una parte delantera de las varas con el objeto de frenar el carro cuando el animal retranquee. El triángulo de retranca (12) es también una pieza clave en la retranca ya que es de donde salen los cejaderos.

Y por último, la barriguera, que es la que pasa por la tripa del animal unida de vara a vara impidiendo que el carro haga palanca y se incline hacia delante

Cuando necesitaban dos animales porque el carro era muy pesado, se enganchaban a la larga. Estos no llevan sillín ni retranca, y van unidos al animal anterior mediante los ganchos de reata (13).

Otros artículos relacionados:

https://www.curtisur.es/blog-guarnicioneria/biothane-para-caballos/ 

https://www.curtisur.es/blog-guarnicioneria/lonas-de-algodon-guarnicioneria/

Colocar bien la Montura

Es muy importante saber colocar bien la montura de tu caballo. Ésta debe de adaptarse perfectamente al dorso del caballo para que este cómodo y no le provoque ningún dolor.

Una silla mal adaptada o colocada puede llevar a que el caballo sufra rozaduras, dolores, contracturas, reacciones agresivas o disminución del rendimiento deportivo.

Debemos eliminar el tópico de que todas las monturas se adaptan a todos los caballos. Cada uno debe de tener su propia montura bien adaptada.

¿Cómo sé si la montura es la adecuada para mi caballo?

Para saber si la montura es la adecuada para tu caballo debes de tener en cuenta una serie de características.

Estado de la montura

Primero, debes de observar que el estado de la montura sea el correcto.

Debes comprobar que su estructura, armazón o fuste se flexione ligeramente al presionar sobre el asiento. Esto es la estructura interna de la montura, por lo que deberá de estar en perfectas condiciones para que su ajuste sea correcto. Si aparecen arrugas o la flexión es asimétrica, significará que el fuste está dañado.

Por otro lado, nos fijaremos en el baste, es decir, la parte de la montura que está en contacto directamente con el caballo, dividida en dos partes por el canal.

Silla de Montar Inglesa uso general

Silla de Montar Inglesa

Debes de fijarte que el relleno este distribuido de manera uniforme. Será suficiente cuando puedas agarrar un trozo de cuero entre los dedos si lo pellizcas. Si por el contrario, estuviera demasiado almohadillado, el baste será estrecho y duro y se ajustará peor a tu caballo.

El canal, que divide el baste, determina el espacio que tiene el caballo para mover su columna. El espacio ideal estará entre 6cm y 9cm. Si el canal es estrecho, restringirá el movimiento de la columna provocándole presión y dolor.  Y si es muy ancho, la montura tocará su columna y se apoyará en ella.  De esta forma, si no es uniforme, se ladeará y el jinete irá desequilibrado.

Una montura perfecta debe de ser totalmente simétrica. No solo en su estructura, sino también en cuanto a los faldones, las costuras o los latiguillos, para así no crear desequilibrios al jinete, ni lesiones al caballo.

¿Cómo debemos de colocar bien la Montura?

A la hora de colocar bien la montura sobre tu caballo deberás de valorar el ajuste a su dorso. También tienes que estar muy pendiente de la reacción de tu caballo al ser ensillado. Éste será el que te de la clave de si está cómodo o algo le molesta.

La posición correcta de la silla del caballo es aquella en la que el movimiento del tren delantero no esté limitado. Es decir, unos centímetros por debajo de la escápula.

Lo mejor, es que coloques la montura encima de la cruz y la dejes caer a su sitio por gravedad. Más o menos, se quedará a unos 3 o 4 centímetros por debajo de la escápula. Si la colocas adelantada, la silla limitará el movimiento de su espalada y la cruz del caballo elevará la parte delantera, por lo que el asiento no estará equilibrado y el jinete tampoco.

Por el contrario, si la colocas muy atrás, el centro de gravedad de la montura se verá afectado y provocarás molestias en el caballo.

En ningún caso, la montura puede asentarse sobre las vértebras lumbares. Te recomendamos que palpes la última costilla con tus dedos para ver donde terminan las vértebras. Este será el punto que la parte posterior de silla no debe pasar.

¿Cómo debe de ser la Montura?

La montura debe de ser lo suficientemente larga para cubrir los músculos del dorso desde unos centímetros por detrás de la escapula hasta la zona lumbar, pero sin llegar a ella. Si la montura fuese más corta, habrá un mal reparto del peso y provocará dolores en nuestro caballo.

En una vista lateral, el baste debe apoyarse cómodamente sobre el dorso de nuestro caballo, sin huecos, mostrando un buen contacto con la musculatura.

Después ajustaremos la cincha. Cuando cinchemos, la cincha siempre se abrocha con el primer y el tercer latiguillo. Debe situarse perpendicular al suelo, unos 10cm por detrás del codo, en la zona más estrecha de la caja torácica.

Ajustar la cincha

Con la cincha bien sujeta, más el peso del jinete añadido, deberemos de comprobar que el caballo puede mover bien la espalda y que la montura no se balancee.

Por último, deberás de terminar de colocar bien la montura de tu caballo. Obsérvale en movimiento con la silla y los protectores ajustados para detectar si existe alguna anomalía. Después con el jinete ya subido, comprueba de nuevo que todo esté correcto.

Es importante que seamos conscientes de la importancia que tiene colocar bien la montura de nuestro caballo. Una silla errónea o mal colocada puede causarle limitación de movilidad, contracturas musculares, atrofias u otros dolores que afectaran al bienestar de nuestro caballo.

En Curtisur puedes encontrar una gran variedad de Sillas de Montar a caballo de gran calidad y fabricadas a mano con los mejores materiales.

Más consejos de Curtisur:

 

Enfermedades en los cascos de los caballos · Vacunas necesarias para los caballos · Protectores para caballos ¿Cuáles son mejores?

Protectores para caballos ¿Cuáles son mejores?

Las extremidades de los caballos son una de las partes más importantes de su cuerpo. Sobre ellas sostienen todo su peso. Por esta razón, deberemos de utilizar protectores para caballos en todas sus patas.

Éstas, son sin duda, la zona más expuesta a golpes y lesiones. Ya sea por efectos en la caída, mal apoyo, movimientos extraños o enganchones con cualquier obstáculo todos los caballos pueden sufrir un golpe.

Por esta razón, existen varios tipos de protectores para caballos y vendajes que ayudarán a proteger las patas de tu caballo.

Es muy recomendable que lleves a tu caballo siempre protegido antes de realizar cualquier salida o actividad.

¿Qué tipo de protectores para caballos utilizamos?

Existen dos tipos de protecciones para proteger las patas de nuestro caballo.

Puedes utilizar protectores o vendajes dependiendo de la actividad que vayáis a realizar.

Los protectores

Sirven para proteger las patas de tu caballo de cualquier golpe o enganche y en algunos casos, para sujetar los tendones y evitar lesiones.

protector neopreno delantero

Protector Neopreno Delantero

Su uso es el más recomendado para un ejercicio diario, debido a su fácil colocación y rapidez a la hora de limpiarlos.

Existen protectores que protegen la pata entera de tu caballo, como los protectores cerrados, que protegen el tendón, la caña y los menudillos.

Y otros que únicamente están diseñados para darle una máxima protección a una zona concreta de la extremidad que se encuentre en riesgo de lesión, como los protectores abiertos que protegerán únicamente los tendones.

El inconveniente que pueden ofrecer, es que a parte de ser más rígidos, pueden causar a nuestro caballo algún tipo de problema en su piel si le entra algo de barro.

Respecto a los materiales de los que están realizados, actualmente se emplean materiales sintéticos como el neopreno. Éste posee una gran capacidad de absorción del golpe, son cómodos de llevar y muy fáciles de limpiar.

Los protectores para caballos se suelen utilizar en clases de salto, cross, paseos diarios o incluso en la doma.

Los vendajes

Por otro lado, los vendajes se adaptan mucho mejor a la pata y duran más, pero deberás de conocer bien la técnica antes de vendar la pata a tu caballo, ya que si lo colocas de forma incorrecta, puedes llegar a dañarle.

juego de vendas

Juego De Vendas

Todo vendaje deberá de llevar debajo una capa acolchada para que absorba bien los golpes.

Su sujeción será mediante cinta adhesiva o velcro.

Los materiales de los que se compone serán o crep elástico, que aguantará y protegerá la zona del tendón permitiendo que el caballo pueda flexionar su articulación perfectamente.

O un vendaje de tipo primeros auxilios, el cual le proporcionará calor, aguante y protección cuando el caballo se encuentre en reposo y tenga las patas cansadas.

Son perfecto para las sesiones de trabajo en terrenos llanos, ofrecen una sujeción excelente en los tendones de tu caballo.

Al terminar el trabajo, los tendones de nuestro caballo estarán resentidos.

Así pues, se aconseja que el caballo esté unos minutos al paso al finalizar cualquier actividad.

De esta forma, conseguiremos que los tendones se enfríen poco a poco y evitaremos lesiones y dolores.

En Curtisur, encontrarás los productos relacionados con los protectores para caballo, el que mejor se adapte a tu animal.

Otros consejos de Curtisur:

¿Cómo limpiar a tu caballo? · Tipos de Espuelas · Tipos de Fusta

 

¿Cómo limpiar a tu caballo?

Limpiar a tu caballo es una tarea que resulta muy costosa pero que debes de realizar, ya que así conseguirás que tu caballo se familiarice contigo, te respete y confíe en tí.

Mantener limpio a tu caballo es muy importante, ya que además de evitar que ciertos parásitos o insectos permanezcan en nuestro caballo, aumenta su apetito y activa su digestión.

El kit de limpieza básico que necesitas para limpiar a tu caballo será suficiente para mantenerlo limpio. Sólo necesitarás:

kit limpieza caballos

Kit Limpieza Curtisur

  • Almohaza: Sirve para quitar la suciedad sólo en las partes carnosas (cuello, grupa, etc.).
  • Bruza: Se usa para eliminar el sudor, la grasa, la caspa, y la suciedad en general. No sólo del pelo, sino también de la piel, de la crin y la cola, ya que es más suave que un cepillo de raíces. Las naturales serán mejor.
  • Cepillo de raíces: Las cerdas son más largas, gruesas y duras. Se utilizan sobre todo para eliminar el barro seco y el estiércol que está en tu caballo.
  • Peine: Se utiliza, solamente, para desenredar una crin poco densa.
  • Una esponja húmeda: Limpia alrededor de sus ojos, los ollares, el ano y la zona genital.
  • Limpiacascos: Sirve para retirar estiércol, barro, y piedras que se hayan podido incrustar en los cascos.
  • Limpiasudor: Permite eliminar el exceso de líquidos en la piel(lluvia, sudor o ducha),como si fuera un limpiaparabrisas.

Maneras de limpiar a tu caballo

Debemos tener en cuenta, la frecuencia de limpieza del caballo, ya que no será lo mismo si el caballo vive en una cuadra, que le asearemos todos los días para que el pelo suelto se le caiga y mantenerlo limpio, que si vive en libertad, donde no lo tendremos que limpiarlo tan a menudo, debido a que los aceites de nuestro caballo le servirán como aislante térmico e impermeable.

Igualmente, existen varios tipos de limpieza dependiendo del esfuerzo físico que haya realizado.

Limpieza completa

En una limpieza completa, deberás quitar primero los restos de barro y de sudor con el cepillo de raíces, sacarle el polvo, el pelo muerto y la caspa con la rasqueta y eliminarlo con la bruza.

A continuación, desenreda la cola enjabonándola primero y desenredándola después con ayuda del peine especial para crin y cola. Seguidamente con la esponja húmeda limpia los ollares y los belfos de tu caballo y con otra esponja distinta, límpiale el maslo y el ano.

Por último, para secar a tu caballo, utiliza el limpiasudor, pero recuerda que sólo te servirá para las partes blandas, ya que para las patas es mejor que utilices una toalla.

¡Ah! Y que no se te olviden los cascos, son la parte más importante de tu caballo y deberás de limpiarlos siempre.

Limpieza de las extremidades

Otro tipo de limpieza es el de las extremidades, que servirá para refrescar y limpiar a tu caballo, por lo que se trata básicamente de mojar con agua el cuerpo de nuestro caballo.

Comenzaremos por mojar las patas, aquí puedes aprovechar y darle un poquito de presión al agua para realizar un pequeño masaje en los tendones y así conseguir relajarle.

Después, meteremos la cola en un cubo para enjabonarla y aclararla muy bien.

A continuación secarás las patas con una toalla de arriba hacia abajo.

¡Y recuerda revisar los cascos y realizarlos una limpieza!

Limpieza de toallas calientes

Otra manera de limpiar a tu caballo, puede ser con toallas calientes.

Esto te será muy útil sobretodo en invierno, cuando el frío es muy notorio y así conseguiremos disminuir las probabilidades de catarro de nuestro caballo.

Para este método, únicamente necesitaremos un cubo de agua muy caliente con un poco de champú específico para caballos, donde empaparemos la toalla, la escurriremos y la pasaremos por todo el pelo del caballo para ablandar la suciedad.

Frotaremos con la toalla el pelo y cuando esté limpio, pasaremos la toalla suavemente en el sentido del pelo para dejarlo muy limpio.

Recuerda que no es muy aconsejable utilizar el jabón para la piel de los caballos, ya que la reseca, produciendo picores al caballo y dejándole sin brillo.

En caso de ser necesario, deberás de utilizar siempre un jabón especial para caballos.

¿Quieres saber más sobre Curtisur Guarnicionería? Sigue leyendo.

Tipos de fusta · Bocados para Caballos · Transferencia del color del BioThane

 

TIPOS DE ESPUELAS

La interacción entre el jinete y el caballo y la necesidad de comunicarnos con el animal cuando montamos, crea un lenguaje nuevo para ambos.

Sí necesitamos más intensidad para dar instrucciones al caballo nos ayudamos de las espuelas como ayuda artificial.

LAS ESPUELAS

Las espuelas son espigas metálicas que se colocan en el talón de las botas del jinete, con el propósito de dirigir los movimientos del caballo.

Se suele tocar con el talón sobre el costado del caballo para aumentar la velocidad, girar o ir hacia delante.

Hemos de tener en cuenta, que siempre han de ser toques breves, precisos, conscientes, para evitar hacerle daño al caballo.

Las espuelas, se utilizan en todas las disciplinas ecuestres, pero siempre cumpliendo unas reglas de diseño y uso, evitando así cualquier tipo de abuso hacia el animal.

Existe una gran variedad de tamaños, formas y estilos que a continuación vamos a explicar.

¿QUÉ TIPOS DE ESPUELAS TENGO QUE LLEVAR?

Dependiendo de la altura, la experiencia del jinete y de la disciplina que se practique, existen varios tipos de espuelas.

Existen espuelas para niño, hombre y mujer dependiendo de la talla de pie de cada uno.

Además, dependiendo de la intensidad que le quieras dar al caballo, su sensibilidad y disciplina que vayas a realizar deberás de escoger sus tipos de espuelas especiales.

PARTES DE UNA ESPUELA

La espuela se compone de varias partes:

Partes de una espuela

Partes de una espuela

Las espuelas se componen básicamente de un arco, que es la parte curva para ajustar el talón, las piernas, que son las partes que van a cada costado del pie, la correa, que es la tira que sujeta la espuela al pie del jinete y el ojal, que une la correa con el arco. La ruleta, que es la parte para espolear al caballo y gallo que es la parte donde se sujetan y giran la ruleta.

Estas dos últimas partes, son las más esenciales, ya que son las que mantienen el contacto con el caballo.

TIPOS DE GALLO Y USOS

  • El Gallo corto: Este tipo de gallo, suele ser utilizado en la disciplina de salto, ya que su cuerpo va muy pegado al caballo y necesitan gallos cortos de 15mm. Lo utilizan sobretodo cuando van a entrar al salto para motivarles.

    Espuela Ruleta Vaquera Gallo Recto

  • El Gallo Medio: Se utiliza para el uso en general del caballo o su doma. Mide unos 20mm y es apto para todas las personas de mediana estatura.
  • Gallo largo: Es utilizado para la doma sobretodo por personas altas, ya que mide unos 30mm
  • Los gallos pueden ser rectos o curvos, es decir, hacia el caballo o hacia abajo.

TIPOS DE RULETA

Espuela Vaquera Ruleta Inglesa Gallo Normal

Si nos fijamos ahora en la ruleta, las terminaciones más comunes son de martillo, con ruleta lisa, redonda o dentada.

La elección del tipo de ruleta, no va en función de la disciplina que se practique sino más bien de la experiencia del jinete y sus necesidades.

 

TIPOS DE ESPUELAS

Finalmente , si tenemos en cuenta estas dos combinaciones podemos obtener varios tipos de espuelas:

  • Espuela inglesa: Está fabricada en acero inoxidable y puede tener varios tamaños dependiendo de la longitud del gallo: 10, 20 y 40 mm. La cabeza es rectangular con bordes redondeados, suaves.
  • Espuela inglesa con bola: La bola puede ser giratoria.
  • Espuela inglesa con ruleta: Es más gruesa, fuerte, y está acabada en una ruleta con disco giratorio con púas de puntas.
  • Espuela inglesa con estrella: Cuando la ruleta en lugar de ser lisa tiene dientes se llama estrella.
  • Espuela hammer: Su material es acero inoxidable o con goma y el gallo suele medir unos 20 mm. Su cabeza es plana con forma rectangular, de “martillo”.
  • Espuela de bola: Está realizada en níquel y tiene un acabado en forma de bola.

Es importante saber que una ruleta que gira, evita que se presione la piel del caballo y escurra, por lo que es más suave que una que no gire.

¿CÓMO DEBO LLEVAR LAS ESPUELAS?

Las espuelas deben ajustar cómodamente el talón de la bota y estar en perfecto contacto con nuestro talón, sin que apriete, pero sin moverse.

Deben permanecer en el borde del talón dependiendo del tipo de bota que estés usando y diferenciar del pie derecho o del izquierdo.

Es importante saber pasar bien las correas y colocarnos correctamente las espuelas.

Hay distintas tallas para niños, jóvenes, mujeres y hombres, pero no significa que por ser mujer, se te adapten mejor unas de mujer.

El tamaño también depende de en dónde se situará y el largo del cuello de la espuela, ya que el tamaño del cuello está de acorde al de las espuelas.

Cuando compres un juego de espuelas, la guarnicionería te ayudará a elegir el tamaño correcto.

Finalmente, siempre nos solemos preguntar:

¿Las espuelas son necesarias?

La respuesta es NO, sin embargo, si se usan de forma adecuada pueden hacer el trabajo más fácil, mejorar la comunicación y la respuesta del caballo y su desempeño.

Las espuelas no son para hacerle daño al caballo, sino para ayudar con movimientos de precisión y permitir una señal sutil en vez de patear al caballo.

Si utilizamos las espuelas con consciencia y sensibilidad, sabiendo que es una manera más de comunicarnos con nuestro caballo y no de hacerlos daño, nuestra capacidad como jinetes va a mejorar considerablemente.

 

Otros consejos de Curtisur.

Tipos de Fustas · Bocados para Caballos · Lonas de algodón para guarnicioneria

 

Tipos de fusta

La fusta es un instrumento que consiste en una vara flexible o un látigo con una trencilla de correa en la punta, que se usa para estimular a los caballos, encontrando así, varios tipos de fusta dependiendo del uso, la disciplina o actividad que practiquemos.

Además, es una ayuda artificial que sirve como extensión de las ayudas naturales, permitiendo al jinete llegar a partes del cuerpo del caballo que con un ligero toque le permitirá que el caballo mantenga la atención en el ejercicio, aumente el ritmo o mejore la actividad que esté realizando.

También se puede usar como refuerzo, ya que la fusta es un elemento más de corrección y de comunicación con el caballo, y por lo tanto, deberemos de pensar antes de usarla. El jinete nunca debe de castigar al caballo con ella.

Las fustas, se colocan en la mano del jinete y es éste el que debe de dar toques breves y precisos.  El caballo debe responder con respeto, pero no con miedo.

Las fustas deben cogerse por la empuñadura y la cabeza del extremo debe sobresalir ligeramente de la mano. Normalmente, se suele coger con la mano interior, ya que es la pierna interior del caballo la que controla su ritmo de impulsión.

Hoy en día, las fustas están fabricadas con un alma de fibra de vidrio, que le da flexibilidad y ligereza, recubierto generalmente de Nylon trenzado.

Los mangos, así como las trallas y lengüetas, pueden ser de goma, poliuretano o cuero.

Podemos encontrar varios tipos de fusta en función de la disciplina o actividad que practiquemos, y el uso que le queramos dar.

Fusta de uso general o de paseo

Para practicar la equitación se suelen usar fustas de longitud media, entre 65 y 75 cm, de cuero, plástico, fibra de vidrio o mixtas.

Son rígidas, pero algo más flexibles que las de salto  y pueden tener lengüetas de diversos tamaños. Suelen tener varios colores y modelos para elegir, y la mayoría disponen de una correa de muñeca para evitar que se caiga.

Fusta de salto

Las fustas de salto son características por ser cortas y bastante rígidas. Miden entre 50 y 70cm.

fusta de salto

Fusta de Salto

Su mango es algo más grueso, de cómodo agarre y de materiales antideslizantes.

El extremo de la fusta termina en forma de pico de pato llamado lengüeta, que al tocar al caballo provoca un ruido a modo de palmada que ayuda a que el caballo reaccione.

Se usan generalmente sobre las espaldas, y a los lados de la grupa.

Fusta de doma

Fusta de doma

Fusta de Doma

Las fustas de doma son más largas que las de uso general o las de salto.

Miden entre 90 cm y 1,30 m. Son finas y flexibles, buscándose un efecto de zimbreo. Suelen terminar en un latiguillo muy fino.

No se coge por el extremo sino en un punto algo más bajo, próximo a su centro de gravedad.

Se suele llevar sobre el muslo del jinete, con la punta hacia abajo y como es más larga, llega hasta la grupa del caballo, donde se usa para corregir, conducir, pedir mayor actividad al caballo o reducir la rigidez de sus movimientos.

Se debe tocar al caballo en el costado, por detrás de nuestra pantorrilla o en su espalda.

Fusta de dar cuerda o de picadero, de enganche y doma natural.

Estos tipos de fusta tienen características muy similares.

Fusta de picadero

Fusta de picadero

Son largas, con medidas entre 1,50 y 2,30 metros, ya que su utilidad principal se basa en conducir y controlar los movimientos del caballo a distancia, como cuando se le da cuerda en una pista redonda, formando círculos.

Están formadas por un cuerpo rígido y una tralla o látigo normalmente unidos con un quita vueltas, de ahí que también se las conozca como látigo.

Algunos modelos son telescópicos, pudiendo alcanzar longitudes mayores a 4 metros, como las que se utilizan para el volteo, que llegan a medir 4,5 metros.

En Curtisur Guarnicionería puedes encontrar todos los tipos de fusta disponibles y accesorios para caballos como:

Bocados para caballos · Lonas de algodón para Guarnicionería · Enganches de Caballos