Los caballos son mamíferos que se domestican con facilidad y han sido utilizados por el hombre a lo largo de la historia para la monta, la carga, el tiro, y llevar a cabo algunas prácticas deportivas como el polo, el salto o la doma gracias a sus grandes condiciones atléticas.

Debido a su gran porte, aproximadamente 1,5m de altura, el caballo ha sido una de las opciones utilizadas por la Policía Nacional para imponer el orden y la paz en nuestro país.

Las razas más utilizadas para la realización de estos trabajos policiales son los caballos de pura raza española, los de raza hispano árabe, varios cruces diversos entre las tres razas puras (española, árabe e inglesa) y otras como la hannoveriana o la portuguesa.

¿Cuál es el origen de la Unidad de Caballería de la Policía Nacional?

Las Unidades de Caballería del Cuerpo Nacional de Policía tienen sus orígenes en 1.825, cuando decidieron crear un Regimiento de Caballería con la finalidad de evitar los robos en las ciudades. A principios de 1.940 nace la Agrupación de Escuadrones de Caballería del Cuerpo de Policía Armada y de Tráfico, y en la transición democrática pasó a llamarse Agrupación de Escuadrones de Caballería del Cuerpo de Policía Nacional; tras la reunificación de los Cuerpos Policiales en 1986 quedó dentro del Cuerpo Nacional de Policía con la estructura actual, y la finalidad de dar protección y seguridad a la ciudadanía.

¿Cuáles son sus funciones?

Las funciones principales de esta unidad especial son prevenir, mantener y restablecer la Seguridad Ciudadana; ya que producen un efecto muy significativo sobre las masas en grandes alteraciones del orden público. Además, realizan patrullaje en misiones de prevención y represión delincuencial, pero sobre todo en grandes espacios urbanos como jardines, parques y plazas donde el acceso con vehículos policiales es más complicado.

Además colaboran también en la protección de personalidades nacionales o extranjeras, en la actuación en actos protocolarios y en la ayuda a servicios humanitarios como rastreos, búsquedas o catástrofes naturales.

Según el Cuerpo de Policía Nacional, la confianza que ejerce una sola pareja de policía montada a caballo en el entorno urbano y entre los ciudadanos, no la puede ofrecer nadie más que un grupo bastante numeroso de policías y medios por lo que el coste es mucho más reducido.

Además, las Unidades de Caballería del Cuerpo Nacional de Policía, son un complemento insuperable para las Unidades de Intervención Policial (U.I.P.s), más conocidas como los antidisturbios, en los grandes espectáculos públicos.

Los inconvenientes que presentan los caballos, con sus deposiciones fisiológicas en las vías públicas, y las posibles lesiones por algún pisotón del animal, son ampliamente superados por el poder disuasorio que tienen frente a la alteración del orden público y por su indudable labor de persuasión ante los delincuentes.

¿Cómo se adiestra a estos caballos?

Los caballos de la Policía Nacional son adiestrados para soportar sin alteraciones estruendos y situaciones límite en el ámbito de la Seguridad Ciudadana. La formación continua es una de las características de esta especialidad, dado que el trabajo con los caballos ha de ser constante para alcanzar los resultados necesarios.

caballos-de-policiaPara acostumbrar al animal a los diferentes entornos, se les somete a entrenamientos con prácticas de armas de fuego reales, como los fuertes ruidos producidos por las detonaciones, los petardos o las sirenas, por la presencia de coches o helicópteros, bengalas o botes de humo, incluso sustancias químicas u otros obstáculos.

Reciben un entrenamiento específico para las manifestaciones y así pueden llegar a conseguir que en un ambiente ensordecedor, como pueden ser los minutos previos a un derbi madrileño, ellos consigan mantener la calma ya que son caballos que han sido entrenados específicamente para actuar en manifestaciones y grandes aglomeraciones de gente.

Desde que deja de ser potro, es decir, cuando alcanzan los tres o cuatro años de edad, comienzan su adiestramiento para el control de los instintos en la práctica ecuestre, con el objetivo de acostumbrar al animal para adquirir las habilidades necesarias para el servicio policial. La vida útil del caballo abarca hasta que cumplen los 20 o 22 años, momento de su jubilación, en el que son adoptados por agentes o terceras personas o donados a asociaciones de discapacitados para actividades de equinoterapia.

Hasta hace poco, los caballos policía se adquirían a ganaderos civiles, pero desde mayo de 2007 existe un Convenio de Cría Caballar suscrito por la Secretaría de Estado de Seguridad y el Ministerio de Defensa por el que la Yeguada Militar dona caballos a la Policía Nacional.

¿Qué debes hacer para acceder al curso de caballería y poder ser uno de ellos?

El curso de caballería se realiza en la sede que la Unidad de Caballería de Madrid posee en la Casa de Campo de Madrid.

Para poder acceder al curso de capacitación hay que someterse a una selección previa que consta de un examen de conocimientos, test psicotécnicos, pruebas físicas y una entrevista personal.

La duración del curso es de un mes y se dividirá en una parte teórica dedicada a conocer las partes del equipo o la anatomía del caballo, entre otros, y la práctica en donde se enseña a montar, el manejo del caballo, etc…

Una vez terminado y aprobado este curso, los participantes deberán de estar durante tres meses perfeccionando las enseñanzas recibidas antes de realizar su primer servicio en la calle.

Ante la demanda creciente de los últimos años, la realización de dicho curso se efectúa de forma anual, hecho muy positivo para las Unidades de Caballería.

En la actualidad, el Estado Español cuenta con tres Unidades de Caballería situadas en Madrid, Valencia y Sevilla.

Mannequin Challenge de los caballos de la Policía Nacional.

Para poder demostrar el control y la doma que poseen estos caballos, los efectivos de la Policía Nacional de Caballería decidieron realizar un Mannequin Challenge con sus animales.

En este reto, los equinos se mantienen inmóviles, como en una escena congelada, durante casi dos minutos mientras una cámara les filma, ofreciendo un resultado espectacular.

 

 

Entra en nuestra web y conoce todos los accesorios que pueden  llevar estos caballos.